VIAJANDO POR EL IMPERIO · CAPÍTULO XLVII · LOS COLUMBARIOS DE AUGUSTA EMERITA

04.11.2022

Para finalizar esta semana dedicada a la muerte en la Antigua Roma, hoy vamos de visita a los columbarios que se conservan en Mérida ¡Vamos que nos vamos! 

Si te acuerdas de la publicación del martes sobre la incineración en la Antigua Roma, aprendimos que los columbarios eran los lugares donde los romanos depositaban las urnas funerarias con las cenizas de sus seres queridos. 

El nombre columbario deriva de columba, -ae que significa paloma porque los columbarios con sus nichos/estanterías para las urnas parecían los palomares con sus multitudinarios nidos. Los había comunes, pero también privados, es decir, una familia construía su mausoleo para en el interior depositar las urnas funerarias de su familia. 

Los columbarios de Mérida pertenecen a este segundo tipo, son dos mausoleos particulares que contuvieron las cenizas de dos familias, los Voconios y la de los Julios. Ambas tumbas se erigieron en el siglo I d.C. 

La tumba de los Voconios presenta una planta cuadrada y está levantados con piedras unidas por mortero. Además tiene un epígrafe donde se cuenta la historia de este monumento: "Gayo Voconio Próculo hizo la tumba a su padre, Gayo Voconio, de la tribu Papiria, a su madre, Cecilia Anus, y a su hermana, Voconia María".También tiene pinturas donde se ve a los difuntos. 

Por su parte, la tumba de los Julios tiene una planta trapezoidal con un espacio triangular añadido también realizado en piedras unidas con mortero y presenta también una inscripción sobre la familia: "Gayo Julio Félix, liberto de Gayo. Quinta Cecilia Mauriola, liberta de su mujer. Gayo Julio Modesto, de 27 años". 

También al sur de estos monumentos hay otros dos mausoleos medio enterrados y de hormigón donde se pueden ver las estanterías para colocar las urnas funerarias. 

Ahora cuéntame, ¿has visitado ya este yacimiento? ¿Te gustaría visitarlo? Te leo en comentarios.