VIAJANDO POR EL IMPERIO · CAPÍTULO X · VERONA

16.04.2021

Imágenes de Pixabay.

Como Catulo nació en Verona, hoy vamos a visitar su ciudad natal. Verona está en la misma Península Itálica, al Norte en la región del Véneto. 

Sus orígenes son un misterio, lo que se sabe es que el territorio veronés pasó a ser romano hacia el 300 a.C., posteriormente Verona se convirtió en colonia romana en el 89 a.C. y fue declarada municipium en el 49 a.C., cuando sus ciudadanos fueron adscritos a la tribu romana Poblilia o Publicia. 

Además, Verona estaba situada en un cruce de caminos entre la Vía Claudia Augusta y la Vía Postumia, por lo que era muy importante para el comercio. 

Verona en un pasado más reciente, en la II Guerra Mundial, sufrió numerosos bombardeos, pero a pesar de ello se conserva una gran parte de su patrimonio romano: un teatro romano, las puertas de acceso a la ciudad, un arco y un puente. 

El monumento romano más importante de Verona es su Arena, su anfiteatro que se puede encontrar en la plaza Bra. 

La construcción del anfiteatro se terminó hacia el año 30 d.C., y es el tercero más grande de Italia después del Coliseo de Roma y la arena de Capua. 

Mide 139 metros de largo y 110 de ancho, y podía albergar a unos 25.000 espectadores en sus 44 gradas de asientos de mármol. Actualmente, se sigue utilizando como escenario para conciertos y obras de teatro. 

Cuando fui a Verona, en la Arena se iba a representar la ópera de Aida y recuerdo pararme a ver cómo metían los decorados en el anfiteatro. Desde entonces, tengo muchas ganas de ir a un concierto allí, concretamente de Il Volo o de Tiziano Ferro, ¿quién se viene conmigo?